¿Están seguros los datos de tu empresa?

A quién le importan los datos, igual deberíamos preguntarnos que son: facturas, nombre de personas, direcciones, teléfonos, tarjetas de crédito, etc. Mucha de esta información es irrelevante para la mayoría de las personas, en muchos casos no importa los puedo cargar nuevamente o es archivo muerto.
Cobran interés cuando por alguna razón los perdemos, se nos borran. Cambios de aplicación y ahora hay que exportarlos o cuando alguien obtuvo información sensible que según sabia estaba protegido. En estos tiempos en que los mecanismos de acceso a la información son innumerables, a veces pensamos que estos están en algún lugar o que alguien los cuida por nosotros.
En los entornos empresariales, el acceso a las bases de datos es casi ilimitado.
Muchas organizaciones tienen nulos o pocos mecanismos de seguridad y de
protección. Muchas de esta “fugas” se dan de manera interna.
La gran mayoría de las fugas de información son debidas al personal que
trabajaba en la empresa en muchos casos probablemente de manera
despreocupada comparten esta información sin saber en que manos bien o mal
intencionadas puedan hacer uso de toda esta información.
Es por ello que se vuelve una necesidad prioritaria la protección y seguridad de los
datos. Saber quién, como, desde donde y cuando. Se está usando esta
información y tener una visión amplia del tratamiento adecuado.

Deja un comentario