Cuando un Líder se sacrifica por el Equipo, el Equipo se sacrifica por el Líder

Cuando leí por primera vez este título fue porque me etiquetaron en un link, debo aclarar que no me gustó mucho la palabra “sacrifica”, la primera sensación que tuve fue de molestia ¿por qué un líder se sacrificaría por el equipo? ¿y porque en viceversa tambíen? ¿en qué contexto lo están planteando?, así que decidí ver en su totalidad la conferencia de Simón Sinek en Ted Talks.  La primera analogía que se hace es que un gran líder es cómo el rol de ser padre, donde él provee educación, disciplina, conocimiento, confianza, la oportunidad de intentar y fallar, todo lo que se requiera para hacer crecer y lograr   más de lo que se pueda imaginar para sí mismo y entonces el hijo (a) se siente respaldado (a) y protegido (a).

Entre sus anécdotas cuenta que Charlie Kim, Director General de una empresa de tecnología llamada Next Jump en la Ciudad de Nueva York, hace referencia que, al atravesar momentos difíciles en la familia ¿alguna vez se consideró despedir a uno de sus hijos? ¡nunca haría eso!, entonces, ¿por qué se considera el despido dentro de una organización?; Charlie por lo tanto implementa una política de empleo de por vida, si uno consigue un empleo en Next Jump, no puede ser despedido por problemas de rendimiento. De hecho, si tiene problemas, le van a entrenar y darán apoyo, al igual que le darían apoyo a un hijo que regresa a casa con una mala nota de la escuela.

Por su parte Bob Chapman, quien dirige una fábrica en el medio oeste de EE.UU. llamada Barry-Wehmiller, en el 2008 fue golpeada por la recesión perdiendo el 30% de sus pedidos, por lo que no podía mantener su mano de obra. Teniendo que ahorrar 10 millones de dólares, se reunió el consejo y analizó la opción de despidos.  Bob se negó, ya que no cree en el recorte de personal,  cree en el recuento de corazones. Y así se les ocurrió un programa de licencias, todos los empleados, desde la secretaria del CEO, estaban obligados a tomar 4 semanas de vacaciones no remuneradas, podían tomarlas en cualquier momento que quisieran y no tenían que tomarlas de forma consecutiva. Pero fue la manera en que Bob anunció el programa lo que le importaba tanto, les dijo: ”Es mejor que todos debamos sufrir un poco a que cualquiera de nosotros tenga que sufrir mucho”, y la moral subió. Ahorraron 20 millones de dólares.

En contraste, por esta razón en nuestro país se tiene un odio visceral, un enojo tal, para algún ejecutivo, banquero, diplomático, senador o diputado con salarios desproporcionados y sus estratosféricas bonificaciones. No son los números, es que ellos han violado la definición de liderazgo, han violado este contrato social profundamente arraigado, permitieron el sacrificio de su gente para proteger los propios intereses de la empresa, o, peor aún, sacrificaron a su gente para proteger sus propios intereses.  Los grandes líderes nunca sacrificarían a las personas por salvar los números, antes sacrificarían los números para salvar las personas.

El video siguió con ejemplos que, sin demeritar su importancia, daban testimonios de grandes líderes, entonces entendí lo que realmente quería transmitir la palabra “sacrifica” en el título.

Cuando la gente se siente segura y protegida por el liderazgo en la organización a la que pertenece la reacción natural es la de confiar y cooperar, se generan fuertes vínculos. El liderazgo es una elección, no es un rango y a mi parecer se genera un compromiso más fuerte, fortaleciendo lazos de inclusión ya que es por convicción y no por lazos sanguíneos cómo ocurre con el parentesco padre-hijo. Existen “líderes” que nos son impuestos, son autoridades, hacemos lo que nos indican, pero definitivamente no los seguiría, y existen personas que son líderes natos, y esto se debe a que han elegido cuidar, proteger y proveer a su gente; a ellos los seguiría sin dudar.

Los llamamos líderes porque van primero, porque ellos toman el riesgo antes que nadie, porque van a elegir sacrificarse para que su gente pueda estar segura y protegida, y, por lo tanto, para que su gente pueda ganar, y al hacerlo, la respuesta natural es que su gente se sacrificará por su líder, es un acuerdo mutuo, un contrato de honor no escrito pero con mayor validez y compromiso de  lealtad.

En DannyyeSoft PyME no sólo se busca que su equipo de trabajo se sienta satisfecha, se busca su integridad, que cada persona en su área sea un experto y se fortalezcan  en sus  áreas de oportunidad, superando nuevos retos desafiantes para dar lo mejor como compañia y brindar el mejor servicio a sus clientes, posicionándose como empresa líder en su ramo, se busca unidad como equipo y de esta manera nuestros clientes pasan a ser parte de él ¡Compruébalo!

Deja un comentario